es

Cielos rasos

Los Cielos Rasos si bien son muy utilizados en oficinas, comercios y sobre todo en edificios públicos, son un desconocido elemento clave cuando hablamos de eficiencia energética.

Los falsos techos (cielos rasos), reducen el consumo de energía destinada a la climatización de las estancias de un edificio. Al rebajar la altura del techo se reduce la cantidad de m³ de aire que debemos calentar o enfriar para conseguir el mismo grado de comodidad térmica.

Por otro lado, al ser tan fácil de limpiar, reparar y sustituir, permiten un mantenimiento del techo óptimo y actualizado.

Además, nuestras lamas, por su modo de instalación, quedan clipadas sobre un perfil metálico portalamas que permite la suspensión del sistema por debajo del techo primario de obra o la instalación sobrepuesta a éste, evitando el uso de plastificantes.

El PVC utilizado en la fabricación de los techos presenta una serie de ventajas frente a otros materiales:

  • Menor precio
  • Durabilidad
  • Fácil manipulación
  • Estética
  • Registro independiente
  • Inalterable a agentes corrosivos · Indeformable
  • Fácil limpieza
  • Resistencia

Nuestros cielos están disponibles en texturas imitación madera (foliados), aluminio (foliado) y tres colores lisos (blanco, gris y marfil).


Haga clic en la imagen, regístrese y acceda a su ficha técnica.


Haga clic en la imagen, regístrese y acceda a su ficha técnica.