en

en-Dime dónde vives...

30/04/2019

La mayoría de veces pasamos por alto el clima en el que vivimos a la hora de escoger nuestros cerramientos (ventanas, puertas, etc... ).

Por ejemplo, el PVC aguanta mejor el frío mientras que se desgasta y resiente más rápido que el aluminio en climas muy cálidos.

Por otra parte si hablamos de ALUMINIO, hay que considerar que este tiene diferentes micrajes, por lo que en zonas de playa deberemos pedir a nuestro proveedor un valor superior a 18 micras para evitar su oxidación mientras que en zonas no costeras un micraje de 8 a 12 micras será suficiente.

Si no escogemos bien nuestros cerramientos, no solo perderemos el correcto aislamiento térmico y acústico al tiempo que consumiremos más energía en casa, si no que echaremos a perder nuestra inversión.